16.5.05

Autopista hacia el cielo

Tan solo mes y medio después de exhalar su último aliento, Juan Pablo II, el papa viajero se desplaza en alta velocidad hacia la santidad. El viernes pasado el nuevo papa Benedicto XVI, Ratzinger para los amigos, eliminó el obstáculo de la espera de cinco años que marca el derecho canónico.

En el proceso de canonización hacen falta un par de milagros que atribuir a la persona a la cual se está intentando elevar a los altares, el número de milagros se reduce a uno si ha existido martirio. Para el que desee profundizar en el curioso proceso mediante el cual una persona se convierte en santo aquí tenéis un enlace.

Las comparaciones son siempre odiosas pero es llamativo que el proceso de canonización de Juan XXIII, el 'Papa bueno', necesitó de 35 años. Siempre ha habido clases.

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com