19.5.05

España como paraíso (fiscal)

En estos días la clase media se apresta a la declaración de la renta y los más ricos, especialmente, a la declaración de patrimonio (impuesto que, a propósito, la derecha pepera ansía suprimir). Durante algo menos de dos meses, los ciudadanos o sus asesores debemos coleccionar documentos y presentarlos en alguna oficina de Hacienda; respecto al IRPF, son más los ciudadanos a quienes sale a devolver, indicando eso no una generosidad hacendística ni una alegría para el contribuyente, sino que las retenciones durante el año anterior han sido superiores, en algo, a las que debieran ser. Pero todo ello es casi baladí.

Lo más interesante es definir fraude fiscal. A fuerza de término común, se entiende como no pagar a Hacienda y pasa como con el término terrorismo, muy usado también para amedrentar o incluso culpabilizar al ciudadano. Y discrepo.

Más en Libro de Notas

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com