11.7.05

Sanfermines



Esta mañana he visto el encierro pamplonés de San Fermín. Observado desde el punto de vista de la seguridad la verdad que es una verdadera burrada. Por un lado la administración nos convence, con toda la razón, que si vamos a tocar un volante ni se nos ocurra tomar una cerveza, que es una imprudencia, que se corren riesgos, que te pongas el cinturón, etc. y por otro se permiten y alientan estas costumbres de demostrado riesgo que consisten en correr sobrio o no, menor de edad o no, inconsciente o no, delante de varios toros bravos.

No conozco las estadísticas de Tráfico, aunque sí las de los astados, pero seguramente durante esta semana en Pamplona los toros causarán más estragos que el automóvil.

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com